Portada

A la atención del demandante

ESQTM (El señor que te molesta) es una formación madrileña de “garage punk” formada en el año 2017 y caracterizada por sus letras punzantes, su ritmo contundente y sus acciones de marketing guerrilla. Si alguna vez te has encontrado en un cuarto de baño de un bar de tu ciudad una pegatina diciéndote que “Todos los profetas se han equivocado” u os habéis cruzado por la calle con un tipo con una camiseta que diga algo como “Ahí tienen a otro idiota que se cree Beck”, ellos son los responsables.

Tanto es así que en su primera época la gente que se acercaba a la banda pensaba que se trataba de una marca de camisetas y no de un grupo de rock.

Para intentar aclarar este tema en enero de 2018 sacan un EP en formato digital titulado “Declaración Simplificada” en la que demuestran que saben tocar y sacarle punta a las cosas más allá de las puertas de los cuartos de baño.

Pese a no contar con demasiada repercusión mediática el EP “Declaración Simplificada” llega a los oídos de Manuel Varo del sello discográfico independiente “Delia Records” y tras conversar con la banda llegan a un acuerdo de colaboración para sacar adelante su siguiente disco, “Buena Idea Idiota”. El disco debut de la banda incluye ocho canciones que suponen una sincera declaración de intenciones sobre lo que la banda quiere transmitir: canciones directas, letras incisivas y honestidad sobre el escenario.

  • Buena Idea Idiota

  • Esquela

  • Declaración Simplificada

  • Modus Operandi

  • Uno de los Nuestros

  • Corbatita de Bedel

  • Banca Cínica (Sonny Wortzik Song)

  • 14 con Broadway

Comercializado exclusivamente en formato vinilo ‘Buena idea idiota’ fue grabado en Julio de 2019 bajo la dirección de Yago Santos y ha sido masterizado para su versión en vinilo por Manuel Varo en Estudio Delicias.

La banda está en la actualidad compuesta por Álex Santos (guitarra y voz), Pedro Avilés (batería y coros), Yago Santos (bajo y coros) y Quike Chaparro (guitarra solista). Los integrantes del grupo han formado parte de diferentes bandas de la escena musical madrileño-viguesa de los últimos 15 años, destacando entre ellas a Oscar Avendaño y los Profesionales, Individuos, Líneas Nocturnas, Matiné o Madame Claude.

“El señor que te molesta” desde su pequeña oficina de operaciones localizada en el “Ventorro del Cano“ no pueden evitar ser lo que son, unos trabajadores del rock, unos nostálgicos de aquellos colectivos culturales de los 80 que en su ímpetu por dar un paso más allá, acababan subiéndose a los escenarios.


Manifiesto ESQTM

La música de verbena y sus consecuencias han sido un desastre para la raza humana. Ha aumentado enormemente la expectativa de frecuencia de intercambio sexual entre aquellos de nosotros que vivimos en «pueblos del extraradio», y no solo eso, sino que ha desestabilizado y sometido a los seres humanos a indignidades. Los solos del trompetista que viste una camisa manchada de vino han conducido a extender el sufrimiento psicológico (en pueblos de Castilla y León esto también se extiende al sufrimiento físico) y ha infligido un daño severo en la música tecnoregional.

El continuo desarrollo de la música electrolatina empeorará la situación. Ciertamente someterá a los seres humanos a grandes indignidades e infligirá gran daño en el mundo natural, probablemente conducirá a un gran colapso social y al sufrimiento psicológico, y puede que conduzca al incremento del sufrimiento físico incluso en las llamadas "zonas libres" como el barrio de Malasaña y la afamada localidad de Villanueva del Pardillo.

El sistema de radio formula instaurado por el tipo este que baila con gafas oscuras puede sobrevivir o puede fracasar.

Si sobrevive, PUEDE conseguir eventualmente un nivel bajo de sufrimiento físico y psicológico, pero sólo después del uso frecuente de "Calzoncillos Channo" durante un periodo de ajuste largo y penoso se conseguirá reducir al ser humano y a los bajistas a simples productos de ingeniería musical, meros engranajes de la maquinaria social.

Además, si el sistema sobrevive, las consecuencias serán inevitables: no hay modo de reformar o modificar el sistema así como prevenirlo de privar a la gente de libertad y autonomía.

Si el sistema fracasa las consecuencias aún serán muy penosas. Pero cuanto más crezca el sistema más desastrosos serán los resultados de su fracaso, así que, si va a fracasar, será mejor que lo haga antes que después.

Por eso nosotros abogamos por una revolución musical contra el sistema. Esta revolución puede o no usar valvulas Groove Tubes, puede ser súbita o puede ser un proceso relativamente gradual abarcando pocas décadas. No podemos predecir nada de eso. Pero sí delineamos de una forma general las medidas que aquellos que odian el sistema actual deberían servir para preparar el camino para una revolución musical contra esta forma de sociedad.